EL GRAN HOMBRE QUE REVOLUCIONÓ LA HIPNOSIS

El viernes  Erickson había concluido sus habituales cursos de la semana y autografió doce libros, el sábado se sintió todo el día algo cansado y el domingo 23 de marzo por la mañana repentinamente dejo de respirar  Betty su esposa le aplico respiración artificial y consiguió reanimarlo, un equipo paramédico le ayudo a llevarlo al hospital allí se le al ministraron dosis cuantiosas de antibióticos y después de dos días por una infección aguda su final había llegado. Hasta el momento de su muerte estuvo activo y gozo relativamente de buena salud.

Cuatro hijos varones y cuatro mujeres, nietos y biznietos acudieron junto a él de todas partes de Estados Unidos estuvieron con él mientras se hallaba en estado semiconsciente.

Por lo que luego comentaron  parece probable que muriera como a menudo dijo que quería hacerlo sonriente rodeado por sus familiares y amigos.

Charlie Roberts huyo de su casa a los 16 años de edad con una nota pinchada en la almohada y se encamino a la estación de tren deposito en la ventanilla todas las monedas que tenia y dijo: Deme un pasaje  para el sitio mas distante que pueda llegar y fue a parar  Beaver Dam una aldea del estado de Wisconsin. Allí se encontró con un granjero que le pidió si podía trabajar con él,  explico que allí no tenia familia y el único dinero que tenia lo invirtió en el billete después de conversar un rato con el granjero finalmente este le respondió súbete al carro puedes venir conmigo a trabajar en la granja. El granjero tenía una hija y cuando Charlie Roberts la vio se quedo prendado de ella. Cuando siete años más tarde le pidió matrimonio, la hija del granjero metió la mano en su bolsillo y le entrego un guante en miniatura. En esa comunidad rural “darle a un hombre el guante” quería decir rechazar su propuesta. Lo que caracterizaba a Charlie Roberts era la habilidad de para salirse con la suya la confianza que se tenía y su espíritu aventurero.  Al final se salió con la suya y permanecieron casados  casi setenta y cinco años. Con una armonía conyugal sobre la base del respeto mutuo,  que aplicaban el principio de no tratar de imponer nunca al otro la propia opinión así gozaron plenamente de la vida.  Dejando una herencia al mundo de 7 mujeres y dos varones.

Uno de los varones nació el 5 de diciembre de 1901, con el nombre de Milton Hiland Erickson criándose en comunidades de granjas rurales de Nevada y Wisconsin donde toda la familia echaba una mano.  Vivir en la granja y ayudar supuso a Erickson obtener la capacidad de ser un gran observador y tener una gran creatividad pues a lo largo de su vida sus anécdotas en la granja serian un referente en su trabajo como hipnoterapeuta.

Milton Erickson

Milton Erickson

Un hombre cuyas facultades físicas nunca le limitaron. Tenia la voz débil, la lengua fuera de sitio, los labios parcialmente paralizados, tuvo dos poliomielitis (enfermedad que infecta y destruye las neuronas motoras. Esa destrucción causa debilidad muscular y parálisis aguda flácida) Así que tuvo que aprender a andar dos veces una cuando era un bebe y otra a los 17 años, daltónico solo veía el color purpura, arrítmico y atónito. Y su herramienta de trabajo era la voz y el cuerpo, con todos estos inconvenientes fue un magnifico y  eficaz comunicador. Donde supo sacar lo mejor de sí y de cada persona que requería sus servicios llevándoles a disfrutar de su libertad.

Erickson no era un recolector neutral de hechos, si no un buscador de soluciones. Había desarrollado un talento especial para descubrir en toda clase de sucesos del pasado, un significado que apuntara a un futuro positivo. A partir de toda suerte de síntomas el vislumbraba una apertura constructiva para una vida mejor.

El estado de trance, según Erickson, es aquel en que más probabilidades hay de que se produzca el aprendizaje y la apertura al cambio. El conseguía inducir trances mediante anécdotas, metáforas, cuentos, mucha confusión y mucho humor con resultados competentes para sus clientes.

A pesar de sus padecimientos físicos era uno de los seres humanos más contentos de estar vivo. Casi todos los que le conocieron y los que no pero hemos leído sus libros, visto videos y anécdotas que cuentan los que estuvieron con Erickson, nos quedamos impresionados por sus cualidades personales.

Jeffrey Zeig dice que “Era brioso y muy sagaz. Sentado junto a él, uno sentía que allí había un individuo muy alerta al  “aquí y ahora”. Amable, compasivo, tomaba muy en cuenta a los demás; tenía una franca y deliciosa sonrisa, y a menudo reía a carcajadas. Su manera de reírse para sí cuando algo lo divertía era contagiosa”.

Una de sus máximas creencias era: “Las personas tienen todos los recursos que necesita para solucionar sus problemas”

En el libro de un Seminario didáctico con Milton h. Erickson de Jeffrey Zeig  le dicen a Erickson lo siguiente:

Tengo una pregunta. En los ejemplos que pone usted da, la gente siempre hace lo que usted le sugiere; comparados con mis clientes, parece estar muy motivados. Pienso que a menudo no deben hacer lo que les mando.

Erickson responde: Eso es lo que dice mi familia: “¿Por qué tus clientes hacen todas las locuras que les pides?” Mi respuesta es esta: Se lo pido con mucha seriedad. Ellos saben que mi intención es genuina y totalmente sincera. Yo tengo la absoluta seguridad de que lo harán. Nunca me pregunto: ¿Hará el paciente esta cosa ridícula? No, se que lo hará

Fragmentos sacado de los libros:

-Un seminario didactico con  Milton H. Erickson de Jeffrey Zeig

-Mi voz ira contigo de Sidney Rosen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s